El decálogo para ser el mejor Community Manager de tus alojamientos

Una de las profesiones que está en auge y que tiene un gran atractivo para los nuevos profesionales es la de Community Manager (CM), también conocido como gestor de comunidades si lo traducimos al español. El CM es la persona que se encarga de gestionar los perfiles de una empresa en la red. Por ejemplo, en los alojamientos turísticos. Su labor conforma gran parte de la imagen de marca con respecto al público al que se dirige.

Community Manager

Por tanto, el Community Manager tiene que tener una serie de cualidades y características para llevar a cabo su labor de la mejor manera e impulsar el negocio de sus alojamientos turísticos. Las diez características básicas son las siguientes:

1. Ser un profesional cualificado. Sin duda, tener unos buenos cimientos (en sentido metafórico) para construir. El CM tiene que tener grandes facultades en redacción periodística, ortografía, analítica web y marketing online. Son factores que otorgan prestigio a la difusión de los alojamientos turísticos.

2. Ser creativo para aportar valor. La originalidad es una cualidad que el público receptor siempre premia y reconoce. Fomentar el buen rollo es una estrategia para acercarse a los clientes que buscan alojamiento.

3. Conocer bien a la competencia. El CM tiene que saber los puntos fuertes de la competencia, para intentar contrarrestarlos pero también los puntos débiles para lograr la hegemonía en el sector turístico.

4. Conocer bien al público que se dirige. Es clave dar una imagen hospitalaria. Además, el CM de una empresa turística tiene que conectar con sus usuarios: modificar el discurso según los intervalos de edad, gustos preferencias, etc. En definitiva, fomentar el buen rollo entre los futuros clientes.

5. Tener capacidad de escucha. El Community Manager debería interactuar con los seguidores. Por ejemplo, responder a las dudas o a los comentarios, un factor que otorga mucha cercanía en la red, más aún cuando el público busca alojamiento y le surgen dudas.

6. Poseer capacidad de reacción. Es una cualidad que está íntimamente relacionada con el olfato del periodista. Anticiparse a la noticia para evitar imprevistos. Por ejemplo, tener preparado con antelación (antes de que se haga oficial) una información sobre la firma con un nuevo patrocinador turístico.

7. Tener la mente abierta. No anclarse en un método de trabajo concreto, sino tener visión de futuro y estar atento a las principales innovaciones del momento. En definitiva, no perder detalle de las tendencias en el sector servicios.

8. Utilizar el método de ensayo y error. Recordando palabras de Michael Jordan: “He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito”. Por tanto, el Community Manager debe apostar por la originalidad y la innovación, aunque habrá ocasiones que una idea no triunfe. Por eso hay que seguir probando para dar con la tecla.

9. Ser planificador. Un gran CM tiene todo bajo control a la hora de repartirse tareas, publicar en un determinado momento teniendo en cuenta diversos condicionantes que puedan influir.

10. Apelar al sentido común. Es decir, reaccionar de manera coherente a situaciones inesperadas como cambios de última hora en las reservas de alojamientos.

  • Share

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>